Perdamos otra vez el autobús

zaharaYa que perdimos los mapas … por qué no perdemos el autobús?. Es bello el camino a pie. Porque es viernes y la primavera se ha disfrazado de verano, vamos a perdernos con esta canción dulzona de la ubetense Zahara y este video naif y simpático.

¿Subes o nos vamos a pie?

¡Buen fin de semana!

 

Voy a hacer el viaje más largo en estos días a pie
para encontrar al chico fabuloso de mi vida
y tú grabas el mar desde el tren con la cámara del móvil.
Soy yo quién te espera con sugus de colores en el andén.
Perdamos otra vez el autobús.
Cualquier lugar del mundo es nuestra casa si estas tú
Woooo ah ah ahhhh
Vamos a inundar la parte de atrás con tanto amor y qué
si nuestros besos lentos son de foto y somos tan pastel.
El metro hasta arriba, tú y yo compartimos cascos, cantamos a pleno pulmón.
Empieza nuestra noche de baile en cada vagón.
Perdamos otra vez el autobús
mi lado favorito de la cama eres tú
Woooo ah ah ahhhh
Vamos a hacer el viaje más largo en nuestra vida, lo sé,
para encontrarnos chico fabuloso.

Anuncios

Abandonar el mapa

La viajera abandonó el mapa, la sombra…

Por fín había decidido perderse

 

abandonarmapa

A menudo encontramos nuestro destino…

A menudo encontramos nuestro destino por los caminos que tomamos para evitarlo

Jean de La Fontaine

(1621-1695)

Fabulista francés

 

salir del camino marcado

Con paciencia de un tranvía enamorado

Gran Vía. José Luis González

Gran Vía. José Luis González

Todas la ciudades son espejo de otras, sobre todo si el que las mira tiene el alma dividida. Tal vez arquitectos y urbanistas se ocuparon de copiar para cubrir la nostalgia de las gentes que vienen y van.

Ese arco que nos sorprende, la sensación al doblar una esquina, los olores que se escapan de un hogar con recetas aprendidas a miles de kilómetros… nos abstraen hasta hacer que olvidemos añorar. Como si añorar fuera el equipaje que cada mañana carga aquel que se siempre vive lejos. Porque lejos es ese lugar que “elige” el que se va: lejos de la infancia cuando está en el destino y lejos de casa cuando está en el origen. Siempre cerca y lejos, debatiéndose entre las ganas de volver y la esperanza de encontrar un lugar propio.

Hoy os traigo una canción de Fede Comín que permite un recorrido por Granada con el sentir de un argentino. Como si entráramos en su memoria y en los ojos que desplazan su mirada al lejano Buenos Aires.

Entre Granada y Buenos Aires hay un camino de ida y vuelta, porque fueron muchos los españoles que emigraron a Argentina y muchos los jóvenes argentinos que buscaron fortuna en la tierra de sus abuelos. En Granada hay un lugar que simboliza ese camino: La Tertulia

Tango a los pies de la Alhambra

Tango a los pies de la Alhambra

La Tertulia Tango bar, situado en pleno centro de Granada, lleva ya más de 30 años como punto de encuentro cultural y 26 como centro neurálgico del Festival Internacional de Tango de Granada, que se ha celebrado estos días en la ciudad, el más antiguo de Europa y el segundo del mundo tras el de Montevideo. Un lugar que ha situado a Granada en el mapa de Buenos Aires porque ha sido nombrado primer Lugar de Interés Turístico de Buenos Aires que no está en la propia ciudad.

Un lugar lleno de historias y de Historia pues en él nació el movimiento poético La otra sentimentalidad y dejaron su huella Saramago, Enrique Morente, Rafael Alberti, Goytisolo, Sabina… y un sin fin de poetas, cantantes, periodistas, estudiantes y exiliados latinoamericanos. Hoy sigue siendo un lugar en el que conversar, oir música, compartir poesía o aprender tango y milonga. Así que si vas a Granada, no te extrañe si vuelas a Buenos Aires.

¿Bailás?

A tres mil años y un día de mi casa,

respirando nuevos aires.

Me he olvidado en el vaivén de esta mañana,

de acordarme de añorar.

Y salí por la ventana,

como si fuera mi barrio,

este sitio tan lejano a mi primera ciudad.

Caminé las avenidas y el asfalto,

los gastados adoquines.

Descubrí que a la Gran Vía, no te engaño,

la cruzaba Pueyrredón.

Y al pasar por esa esquina,

pude ver que me esperaban,

con romero una gitana,

y con mate, un compadrón.

Puente, tango que sirve de puente,

uniendo pampas y olivos,

cantando envido a esta suerte

de no saber dónde estoy.

Puente, tango que sirve de puente

entre el que soy y el que he sido

desbaratando a la muerte,

con o sin bandoneón.

En la Plaza del Triunfo vi el Abasto,

con su moderna fachada.

Terminó de embellecerse el escenario

cuando pasó esa mujer

que en su andar entristecido

y esa flor en la mirada,

me dejó cual puñalada

los retazos de un querer.

Con paciencia de tranvía enamorado,

gambeteando a la nostalgia,

supe desde el primer día de estos años,

todo lo que iba a doler.

Pero esta canción decide más allá de la distancia

y es más fuerte esta esperanza que las ganas de volver.

Puente, tango que sirve de puente,

uniendo pampas y olivos,

cantando envido a esta suerte

de no saber dónde estoy.

Puente, tango que sirve de puente

entre el que soy y el que he sido

desbaratando a la muerte,

con o sin bandoneón.

El arte de vivir el sábado

Innovar, esa abstracción que cada cual le coloca un apellido, podría decirse que no es más que mirar con otros ojos lo que nos rodea y saber comunicarlo al resto. Es ponerle nombre a lo que todo el mundo desea y empaquetarlo de una forma atractiva.

¿Se pueden inventar la sencillez, la salida al campo y las comidas con amigos?. Viendo el trabajo de Kinfolk parece que sí, porque una gran parte del mundo ha olvidado que el verdadero sentido de la vida está en los pequeños detalles. Kinfolk  es una red de creativos (directores de cine, escritores, diseñadores, estilistas, editores y expertos del mundo online) amantes de la vida slow, la sencillez y la tranquilidad. Exaltan la importancia de compartir con familiares y amigos la conexión entre las personas y la naturaleza y conciben la mesa como un lugar de encuentro en el que fluyen las conversaciones, confidencias, historias en torno a alimentos naturales transformando en arte una simple receta de zumo de limón.

Todas sus actividades y estilo de vida se pueden seguir a través de la web y de la edición de una revista trimestral de culto con  una estética muy personal. Editada en varios idiomas, en cada número ofrece fotografías, ensayos, entrevistas, recetas, historias personales y viajes. Ahora también han editado el libro de cocina “The Kinfolf table” en el que reúnen recetas internacionales de distintas tradiciones culinarias junto a relatos en los que vuelven a poner el acento en la parte social de la comida. Kinfolf Table

Kinfolk Table

A medida que el proyecto crece van creando nuevas propuestas que acercan esta red a lo que podríamos llamar turismo creativo. Desde 2013 organizan eventos, sobre todo cenas y talleres gastronómicos, desarrollados a partir de un tema central. Es un pretexto magnífico para viajar por todo el mundo, desde Canadá hasta Turquía, Japón, Noruega, Corea, Australia, España…

Pero los viajes no son solo lejanos. En su web ofrecen propuestas para disfrutar de nuestro entorno el fin de semana y lo hacen con una sección de guías de ciudades y una galería de videos de edición muy cuidada en los que prima siempre el “toque” slow. Me llama la atención la serie Saturday en la que nos proponen “mini-road” por lugares cercanos con los ingredientes perfectos: buena compañía, el sol, el paladeo de la lentitud y algunas sugerencias sobre la ruta que hay que seguir y las paradas en establecimientos que comparten la visión slow de la vida y el disfrute de lo sencillo. Si no sabes que hacer un sábado cualquiera te inspirará este vídeo de un paseo en bicicleta por Charleston en Carolina del Sur, seguro que te dan ganas de preparar una escapada al pueblo de al lado a buscar el sol, a comprar el pan, charlar, oxigenarte… No lo pienses y corre que el lunes está a la vuelta de la esquina.

Docuhistorias

Penélope ya no espera

En otra época te hubiera esperado,
haciendo y deshaciendo esta madeja
interminable de horas y deshoras,
fabulando otra vida en que la vida
pudiera detenerse muchos años
haciéndome la loca, pero amor,
estamos en el siglo XXI,
son las cuatro y de nuevo tú no vienes.
Ya es hora de acallar a las sirenas
que con su canto airean tus prodigios,
y que se acabe de una vez el cuento,
y vaya rematando tu sudario

Alfonso Brezmes. La noche tatuada

En el Día  Internacional de la Mujer,

mis felicidades a todas las mujeres que toman su camino

y a los hombres que saben quererlas

Docuhistorias

Aunque viajemos por todo el mundo…

Aunque viajemos por todo el mundo para encontrar la belleza, debemos llevarla con nosotros para poder encontrarla.

Ralph Waldo Emerson

(1803-1882)

Poeta y pensador estadounidense

Docuhistorias

A %d blogueros les gusta esto: