Títulos embusteros

El título debe de confundir las ideas, no regimentarlas.

Humberto Eco. Apostillas a El nombre de la rosa.”

Un título es una palabra o frase para identificar una obra. Es el resultado de una larga evolución hacia la síntesis del contenido del libro. Un buen título es una carta de presentación que no necesita de más acompañamientos. Sin embargo, el mundo editorial y la búsqueda constante de la originalidad para captar compradores, hace que, cada vez más, los títulos sean “ganchos comerciales”, que quieren llamar la atención de un posible lector saturado de información. Títulos sugerentes que llenen páginas enteras de anuncios publicitarios, títulos graciosos que nos inviten al acercamiento. A veces, es indiferente que el contenido sea de calidad, cuando te quieras dar cuenta , te han atrapado y los llevas en el bolsillo.

Esto es especialmente cierto en la literatura empresarial, de tal modo que, un listado de títulos de este tipo, haría que cualquier documentalista se viera obligado a decirle al usuario: “Cariño, no es lo que parece...”. Y si no me creéis, aquí tenéis unos ejemplos de títulos “embusteros”. Títulos que dejan todo el trabajo informativo a los pobres secundones: los subtítulos…

Los muertos vivientes: la escandalosa verdad sobre la vida en la oficina: revela la verdad sobre la vida en la oficina: exceso de trabajo, el estrés y las dificultades para conciliar la vida laboral con la personal. Oficinas en las que  millones de personas pasan años donde no hacen prácticamente nada, perdidas en grandes organizaciones ineficaces que desperdician el talento de sus empleados. Y se atreve a decir: “Cautivará a cualquier persona que alguna vez haya trabajado en un entorno… La verdad es que anima… a cortarse las venas.

Lecciones de estrategia con El Padrino: Estudios de estrategia, en los que se comparan los estilos de liderazgo de Don Vito y de Michael Corleone, así como la visión y misión de la compañía. Y de paso propone un viaje por el rodaje de la película y los entresijos del mundo del cine. Se acabó el tiempo en el que El Padrino era el malo de la película, ahora parece un modelo a seguir para triunfar en la empresa…¡Que la vida solo es cine y los sueños cine son¡

Hago el amor con mi mujer, ¿es grave?: Manual de ventas para los (todavía no) vendedores. Éste si que es bueno, sobre todo el resumen: “Este ameno manual va dirigido a las personas que desarrollan su trabajo como vendedores invitándole a un divertido y optimista viaje en el que descubrirá el auténtico camino hasta el corazón de la gente que le rodea, ya sean clientes, amigos, familiares, o, incluso, su pareja”.

O sea, ¿quiere decir esto que para ser un buen vendedor hay que insinuarse a los clientes, o en su defecto venderle los productos a la pareja?. No entiendo nada.

Márketing de pareja: Las mejores técnicas de márketing para convertir tu relación en un producto estrella. “Podemos pasarnos la mitad de nuestra existencia buscando la estabilidad emocional, en el trabajo, en viajes inolvidables, en flamantes descapotables, amasando fortunas en paraísos fiscales… sin encontrarla”.

Este libro es la bomba, se carga la industria automovilística, turística… ¿Significa esto que, a partir de ahora, tendremos que aprender a montar una campaña publicitaria sobre nuestra persona?. ¿Piensan incluirlo también en el currículo escolar?

El arte de saber venderse: Este libro, que estuvo durante catorce meses en la lista de best-sellers de la revista suiza de economía Bilanz, aborda el problema de la búsqueda de empleo, y de la autopublicidad aplicada a las relaciones personales, ya sea en el mundo de la empresa o en la vida social y familiar.

¡Nada¡, se ve que si no sabemos vendernos, no nos compra ni nuestro padre.

La gallina que cruzó la carretera: no es un libro infantil como pudiera parecer. Se trata de una fábula en la que la Gallina Popeya, una joven inquieta, se convierte en una emprendedora que va en busca de un sueño, poniendo a prueba el sistema establecido en el gallinero, hasta demostrarnos que la única forma de alcanzar el éxito es mediante el trabajo en equipo.

Una noche de terror: No penséis que promete una divertida noche en una parque temático o viendo películas interesantes. Éste, es el segundo volumen de una colección de libros-culebrón de práctica directiva, que ya empieza con la amenaza siguiente: ¿Se imagina ocupar un puesto directivo en un grupo empresarial cuyo objetivo fuera autodestruirse? Con Groucho, Harpo y Chico como aliados, promete enseñarnos a esquivar y sobrevivir en el grupo Ultratumba Solutions.

Y digo yo, ¿es que no hay ni una empresa que funcione?

La empresa – un streaptease : Y para finalizar nada mejor que un streaptease en el que la empresa promete desnudarse… ¿Lo convierte esto en un libro interesante para un sábado por la noche o hacemos zapping?.

También podemos leer todos estos títulos durante el fin de semana. El lunes volveremos a la oficina a ocupar nuestro rincón de “muerto viviente” a sentirnos culpables por desear ser Don Vito. Al regresar a casa, nuestra pareja nos dirá que no está para ventas, por lo que llegaremos a la conclusión de que necesitamos un plan de marketing y un curso para aprender a vendernos, pero no tenemos tieeeeempo, entonces no necesitaremos a Groucho para tener una noche de terror… Y después de esto… solo faltaba que se nos apareciera en sueños, toda la plantilla de la empresa… haciendo un streaptease…

Definitivamente, !necesitamos unas vacaciones!

4 comentarios

  1. Muy buen final jefi, me he reido mucho. Me voy hoy de vacaciones!!!!!!!!!!!!!!

  2. Definitivamente eres una crack!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: